eXTReMe Tracker

lunes, febrero 20, 2006

Toca defenderse

El título se explica bastante bien, toca defenderse. Pero no me refiero a que vaya a insistir en lo mucho que valgo y lo mucho que valen mis obras, sino que me apetece reivindicar a todos aquellos escritores que alguna vez se han sentido atraídos por los "cantos de sirena" de algunas editoriales que les han vendido el oro y el moro, para luego intentar cobrarles por editar sus obras, como si fueran simples imprentas de esas que maquetan libros como churros.

Esto viene provocado porque ayer, mientras navegaba un rato, encontré un par de blogs que hablaban de la mala experiencia que sus autoras habían tenido con una editorial, Entrelíneas Editores, que les había vendido que era una editorial seria para después intentar colarles un contrato de autoedición. La lectura de ambas historias me trajo muchos recuerdos, ya que cuando terminé mi primera novela, yo también piqué y envié el manuscrito a la citada editorial, que ofrecía una lectura en treinta días (más tarde supe que cualquier editorial mínimamente seria suele tardar del orden de tres o más meses en evaluar un manuscrito) y asesoramiento gratuito y sin compromiso.

Leyendo las historias de otra gente que picó con esa editorial, he de admitir que tuve suerte. Hay personas a las que les han dorado la píldora, les han jurado y perjurado que el contrato no iba a ser de autoedición y al final, les han hecho ir hasta Madrid (con los consiguientes gastos y molestias) para acabar poniendo ante ellos un contrato de autoedición. En mi caso, me respondieron a los veinticinco días con una carta en la que ensalzaban mi obra y un contrato en el que me pedían 4000 € y pico por una tirada de 300 ejemplares. Vamos, que yo corría con todos los gastos, hacían una mierda de tirada, y se limitaban a hacer una presentación. Y nada más.

Pues nada, que al final me he sentido reivindicativo y quiero romper una lanza en favor de quienes apuestan por la gente nueva sin sacarle los cuartos. Por desgracia, yo aún tengo que encontrar a alguien así, pero procuro no volverme loco.

Sé que hay autores que habrán publicado con esa editorial y habrán pagado sin importarles, y que se sentirán orgullosos de ello. Quiero que sepáis, seáis quienes seáis, que esto no es un artículo en vuestra contra (cada uno es libre de hacer lo que quiera con su dinero), sino en contra de unos chupasangres que juegan con la ilusión de gente que, en muchos casos sin apoyo y casi sin medios, vuelcan todo su talento y esperanzas en una historia que quieren compartir con el mundo. Yo no puedo, a día de hoy, prescindir tan alegremente de 4000 €, pero ahora que he visto cómo las gastan, es ya una cuestión de principios, y ahora ni teniendo ese dinero accedería a publicar con Entrelíneas Editores.

Pero lo más sangrante de estas historias y lo que más me enerva es que en la web de la citada editorial, se puede acceder a un decálogo sobre qué hacer para que no te engañen cuando quieres publicar. En dicho decálogo, hacen especial hincapié en que hay que huir de los contratos de autoedición. La hipocresía llevada al extremo.

Aquí os dejo sendos enlaces a los artículos que he mencionado:

http://antoniaromero.blogspot.com/2005_11_01_antoniaromero_archive.html

http://monicagutierrez.blogspot.com/2005/12/entrelineas-editores.html

2 comentarios:

pendenciero dijo...

Más experiencias con esta editorial en
http://www.pendenciero.com/articulos.php?ID=44&IDSeccion=1&IDSubseccion=25

Y toda la verdad sobre esta editorial http://www.pendenciero.com/articulos.php?ID=135&IDSeccion=1&IDSubseccion=27

Leedlo antes de decidiros a publicar.

Deby dijo...

a mi, cuando fui a la editorial en persona, sólo me hablaron de un aval de 300 euros que me devolverían cuando recuperaran costes y de que no era una editorial de autoedición, pero hoy me ha llegado el contrato y me encuentro (cuando logro descifrar lo que dicen) con la friolera de que me quieren hacer pagar por toda la edición, nada menos que 1200 € por 150 libros. De hecho, el contrato está tan mal redactado que les daría derecho a un 70% de cada libro, no del beneficio esperado, con lo que perdería dinero aunque los vendiera todos. Cuando me informé, no encontré ni una mísera crítica a la editorial pero ahora, ahondando más, me encuentro con un montón de historias similares. Así que no pienso firmar hasta que se cambie el contrato, y no veo muchas posibilidades de que eso pase, así que mi libro no verá la luz, porque no estoy dispuesta a invertir tanto dinero para sacar un beneficio tan miserable, y menos cuando la editorial ni se moja un poco (de hecho, sale ganando se vendan los libros o no).