eXTReMe Tracker

miércoles, febrero 15, 2006

Cuando sangran los oídos

¿Alguna vez os han dolido tanto los oídos que pensabais que iban a empezar a sangrar? Pues así fue cómo me sentí ayer mismo por la noche.

Estaba yo tranquilo en la sala de mi casa, con mi portátil, repasando una historia que planeo presentar a un concurso, cuando se me ocurrió poner la televisión, más que nada para que hiciera algo de ruido (vivir solo es lo que tiene, que a veces necesitas un poco de ruido a tu alrededor) , cuando un estridente sonido se coló en mis oídos.

Tengo una televisión de esas que cuando las enciendes, pasan automáticamente al último canal que estuviste viendo, así que anoche se encendió en Antena 3, donde emitían un infame ¿concurso? de canto para famosetes. En mi vida había visto a tan poca gente destrozar tantas canciones (y tímpanos del respetable) en tan poco tiempo.

No acostumbro a ver habitualmente ninguno de los dos programas, pero no tardé mucho en notar cierto tufillo a imitación del "Mira quién baila" de TVE. De hecho, creo que el programa de Antena 3 debería llamarse "Mira quién desafina" o "Mira quién te destroza los tímpanos". No es que uno sea un gran experto en temas televisivos (de hecho, cada vez veo menos la tele), pero no auguro un gran futuro para un programa en el que un puñado de "famosetes" destrozan las canciones preferidas del gran público. Tal vez mejorase un poco si, como ya hiciera TVE en su día con "El semáforo", dejaran que el público lanzara lechugas y tomates al famoso de turno. Seguro que acabarían desbordados por las solicitudes para acudir como público al programa. Es más, seguro que hasta mejoraría la situación de la agricultura española.

Ni que decir tiene que, tras aguantar a duras penas una canción para por lo menos poder decir que he visto el programa cinco minutos, pasé de televisión y opté por la música para crear ambiente.

Por cierto, la historia ya está terminada y lista para imprimirse, enviarse y ¿triunfar? Si gano algo, este blog será el primer sitio en el que se publique, o al menos lo intentaré.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Teniendo una buena biblioteca no me explico que te puede llevar a ver semejante bodrio. Conste que no te critico. A fin de cuentas, todos tenemos una venilla masoquista. Otra cosa, aunque no cuelgues una novela en el blog, creo que tendría sentido si nos pusieras un texto que te identificara como escritor. Reconocerás que esta segunda columna da como mucho para una triste inserción en la sección de TV de un diario. Como imagino que eres una persona con auténtica vocación y no un mero periodista/escritor, me permito también apuntar que le pongas un acento a "esas" cuando sea pronombre. Ya se que es un blog, pero un escritor debe ser un escritor hasta cuando escribe la lista de la compra.

Anónimo dijo...

Por cierto, ni soy ni me creo escritor, así que no me eches una filípica por no acentuar "sé" y "qué".

filipondrio dijo...

Anonymous, tú no eres escritor, eres un payaso como la copa de un pino, o un troll.

filipondrio dijo...

Además, pringao, "esas" no ahí no lleva acento. Los hay capullos.