eXTReMe Tracker

miércoles, noviembre 19, 2008

Coedición de nuevo: la paciencia tiene su recompensa

Cualquier día voy a tener que cambiar el título de este blog por "plataforma anti coedición" o algo así.

Bromas aparte, el lunes, mientras ojeaba entre los libros de la librería de El Corte Inglés de Bilbao, de la cual soy asiduo visitante, me fijé en un par de detalles que me hicieron reafirmarme en mi convicción de que la coedición no compensa.

Los visitantes habituales de este blog, recordaréis que hace poco os hable de la primera novela de la escritora Montse de Paz, conocida por muchos en el foro de bibiliotecasvirtuales.com como Elisabet. Pues bien, resumiendo mucho la historia (quien quiera conocerla al detalle puede visitar el blog de la autora, situado entre mis enlaces) Montse firmó hace año y medio (más o menos) contrato con la agencia litreraria Sandra Bruna y, el pasado mes de septiembre, su novela vio la luz de la mano de la editorial Espasa, de gran solera en el mundo literario español.

Pues bien, la diferencia entre editar de esta manera y hacerlo por el sistema de coedición, en muchos casos llevado por la impaciencia, es poco menos que abismal en muchas ocasiones. No voy a negar que Espasa es una editorial de difícil acceso para quien no tenga por lo menos agente literario, pero hay cosas que son evidentes.

La diferencias entre los dos modos de edición se ven ya simplemente en cómo están situados los libros en la librería. En el caso de Montse, su "Estirpe salvaje" (al menos en Bilbao) está situado en una mesa, estratégicamente colocada en el centro del establecimiento, en la que colocan las novedades de literatura juvenil. Junto a unos cuantos ejemplares de la novela, está situada la novelización de "Camp rock", telefilme juvenil de Disney de reciente estreno, con lo que ya sólo por inercia, cualquier adolescente que vaya a por la "novelita" de Disney, acabará topándose, como quien no quiere la cosa, con la primera novela de Montse. En una carrera, la colocación es primordial, y detallitos tan "tontos" como éste son los que marcan la diferencia. Además, está también situado en una de las esquinas de la mesa, con lo que verlo resulta ligeramente más fácil.

En la otra cara de la moneda, está la coedición. El lunes, por primera vez desde que visito la mencionada librería (y han pasado años ya), vi un libro de la infame editorial Entrelíneas, tan amada (y más odiada) entre los escritores noveles de este país. Pues bien, el libro en cuestión estaba colocado en una estantería de la seccion de ciencia ficción, escondido entre multitud de libros que el común de los mortales, por desconocimiento o considerar poco atractivos, jamás mirará. Y por si eso fuera poco, estaba casi a la altura del suelo, con lo que muchos, sólo por no agacharse, ni se molestarán. No voy a entrar ahora en la discusión sobre si la ciencia ficción está bien o mal tratada en España (yo mismo tengo escritas dos novelas de dicho género y no sé qué hacer con ellas), sino que me centraré en la calidad de edición y distribución. Para que sea más sencillo, voy a hacer una lista de diferencias entre los dos libros que menciono. Como no recuerdo el nombre del de Entrelíneas (no pensaba comprarlo y mi cerebro es muy selectivo), me limitaré a refererirme a ambos por el nombre de sus respectivas editoriales:
























Espasa

Entrelíneas

Situación

Mesa en el centro de la librería

Estantería apartada, casi a la altura del suelo

Calidad

Tapa dura

Tapa blanda

Vecinos

Un libro editado bajo el sello de Disney

Libros de ciencia ficción de editoriales pequeñas

Número de ejemplares

8

1
Las diferencias son claras y evidentes, pero además, me llevan a plantearme una nueva pregunta: ¿en qué invierten realmente en Entrelíneas el dinero que cobran?

En mi caso, por una tirada de 300 ejemplares de un libro de una 350 páginas, me hicieron un presupuesto de algo más de 4000 euros (no lo tengo ahora delante, así que hablo de memoria). Si por 4000 y pico euros (que no es una tontería y no lo gano ni en tres meses) todo lo que voy a conseguir es que en la librería sólo haya un ejemplar y éste se encuentre donde nadie lo ve, me parece un atraco a mano armada. Las cosas como son, la coedición no se sustenta por la venta de libros, sino por la contratación de obras. Una vez que los x ejemplares de la novela están impresos y encuadernados, a la editorial le da igual si se vende o si es un fracaso. No negaré que las grandes editoriales (y no creo que Espasa sea una excepción) pagan porque sus libros tengan un mejor lugar en la librería, pero ¿acaso eso no forma parte de lo que hay que gastar en promoción? Promoción es todo, desde regalar un marcador de páginas a quien compra un ejemplar de una novela, hasta pagar para que tu novela destaque en la estantería de novedades. Y añadiría algo más: ¿cuantas editoriales pequeñas y serias no sacarán ni 2000 euros en beneficios de sus novelas? Pues Entrelíneas, por ejemplo, saca ya eso mismo (o más) sin necesidad de vender nada, y mientras tanto al autor sólo tendrá, en la mayoría de los casos, un montón de cajas llenas de libros, que deberá tratar de vender por su cuenta.

Como ya he dicho en ocasiones anteriores, quien quiera coeditar es libre de hacerlo, pero siempre teniendo en cuenta todos los detalles, especialmente en qué lugares se venderá su obra y cómo será tratada.

8 comentarios:

Jordi dijo...

Hola Jorge! Pues nada, que sigo desde hace tiempo tus actualizaciones de tu blog (pocas pero valiosas :P) y me hedecidido hoy a comentarte(ya que me hice yo un blog también). Y pues que te deseo con suerte con tus esfuerzos de publicar, y nada, que yo también estuve en BV como "xolo",,,, ale pues, adiós!

Jordi dijo...

Por ciierto Jorge, he agregado tu blog a los enlaces de mí blog.

Un Saludo!

Javier Pellicer dijo...

Coincido contigo, Jorge. La coedición, al menos según mi opinión, no quiero ni olerla. ¿Qué puedo pensar cuando una editorial sólo me ofrece una coedición? Pues que no confían lo suficiente en el éxito de mi obra como para arriesgar su dinero. Y si ellos, que son los "expertos", no arriesgan su dinero, ¿por qué tengo que hacerlo yo, que soy miserablemente pobre en comparación?
Yo he autoeditado (que no co-editado), lo confieso, pero en Bubok. Actualmente tengo una novela corta llamada La Sombra de la Luna, que colgué más que nada por participar en su concurso. Realmente no lo considero autopublicación, simplemente me lo tomo como un modo más de exponer mi trabajo.
Al mismo tiempo, respeto a la gente que decide auto-editar siempre que sean plenamente conscientes de la aventura que emprenden. Hay buenas historias auto-editadas, conozco a escritores que han tomado ese camino. Sin embargo, no es el mío.

Víctor Morata Cortado dijo...

Coincido contigo en cuanto a lo de la coedición y soy partidario de rehuirla todo lo que se pueda por el bien de la obra y de uno mismo como autor. He dado con este blog por casualidad y las tres entradas que he leido me han gustado. Te deseo que tu trabajo tenga el merecido reconocimiento y alguien, como dices, apueste por ti. Un fuerte abrazo.

jesus albo dijo...

Como escritor en espera considero que la mejor manera es poder editar con los propios recursos, pero esto es muy dificil,deveriamos crear una asociacion de escritores con deseos de editar, como en una tanda y posiblemente todos saldriamos beneficiados. Cuento con mas de cienobras terminadas y aun no encuentro editor.

Andie Otero dijo...

¿Qué se supone entonces que se debe hacer? ¿Autoeditarlo? He leído en algún que otro lugar que con la autoedición no puedes ni soñar con la casa del libro ¿es eso cierto?
Siempre pensé que la coedición era lo más acertado porque aunque sea algo más caro es más posible que tu historia triunfe ¿estaba equivocada?
¡Por el.amor de dios! Creo recordar que J.K Rowling no tenía apenas dinero para mantenerse ... Algún modo tiene que haber ¿no?
No es posible que el mundo de los libros esté reservado simplemente a los que tienen dinero... No sería justo.
Tal vez no sea yo la que esté hablando y sea mi desesperación
Ya no se donde informarme.. El otro día hablé con un editor que me cobraba casi más por leerlo que por publicarlo.
Puede que el problema sea mío que estoy poco metida en el mundillo de la publicación y no me entero de nada.
Supongo que estamos todos en el mismo barco, no se debería menospreciar ninguna historia ya que siempre que el autor se haya volcado en cuerpo y alma todas tienen algo que merece la pena. ¡Mucha suerte!

Andie Otero dijo...

¿Qué se supone entonces que se debe hacer? ¿Autoeditarlo? He leído en algún que otro lugar que con la autoedición no puedes ni soñar con la casa del libro ¿es eso cierto?
Siempre pensé que la coedición era lo más acertado porque aunque sea algo más caro es más posible que tu historia triunfe ¿estaba equivocada?
¡Por el.amor de dios! Creo recordar que J.K Rowling no tenía apenas dinero para mantenerse ... Algún modo tiene que haber ¿no?
No es posible que el mundo de los libros esté reservado simplemente a los que tienen dinero... No sería justo.
Tal vez no sea yo la que esté hablando y sea mi desesperación
Ya no se donde informarme.. El otro día hablé con un editor que me cobraba casi más por leerlo que por publicarlo.
Puede que el problema sea mío que estoy poco metida en el mundillo de la publicación y no me entero de nada.
Supongo que estamos todos en el mismo barco, no se debería menospreciar ninguna historia ya que siempre que el autor se haya volcado en cuerpo y alma todas tienen algo que merece la pena. ¡Mucha suerte!

Jorge Urreta dijo...

Andie, el error es pensar (o que quieran que pienses) que para publicar hay que pagar.

Mi primera novela se ha publicado en ebook y papel sin que yo tenga que costear la edición, en ninguno de los dos formatos.

Un editor que te cobre por leer o editar tiene mas de impresor que de editor. Las mal llamadas "editoriales de coedición" suelen, en su mayoría, ser simples imprentas.

El hecho es que no es imprescindible pagar para conseguir que alguien publique tus obras.