eXTReMe Tracker

martes, marzo 22, 2011

Las nuevas formas de coedición encubierta

Ayer recibí un email de una editorial que estaba evaluando uno de mis manuscritos. Por las mismas obvias razones que otras veces, omitiré el nombre de la editorial en cuestión, pero el mensaje que me enviaron da pie a que aborde un tema candente: ¿qué hacen últimamente las editoriales para encubrir una coedición y que no parezca tal?

Pues bien, hay dos maneras. Sobre una creo que ya os hablé en el pasado, aunque no está de más refrescar la memoria, y la segunda es la que nos ocupa. Pero vamos por partes.

1) La editorial empieza a pagar al autor a partir de la segunda edición. Sobre esta modalidad de coedición encubierta supe hace tiempo por medio de una escritora que había publicado su primera novela de este modo. La editorial le publicaba el libro, pero no iba a ver ni un euro de lo que se vendiese de la primera edición, sólo a partir de la segunda. En este caso, la editorial no pide dinero al autor, pero le priva de sus beneficios, por lo que le está cobrando de una manera encubierta. Es mejor esto que el que te pidan directamente 3000 ó 4000 euros, pero no deja de ser una forma de "maquillar" la coedición.

2) El autor se debe comprometer a comprar x ejemplares de la primera edición, con un cierto descuento. Esto es lo que me ofrecieron ayer a mí, y que educadamente rechacé, porque se trata de una coedición más que encubierta. Me ofrecían una tirada de 1200 ejemplares, de los cuales yo tendría que comprar 250, con un 30% de descuento sobre el PVP de los libros.

No llegamos a hablar del PVP, pero no es descabellado hacer un cálculo de 15 euros, teniendo en cuenta que se trataría de una novela de aproximadamente 200 páginas. El caso es que si empiezo a hacer números y a contrastar lo que me dicen desde la editorial, no me salen las cuentas.

Para empezar, calculemos la inversión inicial: el 70% de 15 euros es 10,5. Si lo multiplicamos por 250 ejemplares, tenemos nada más y nada menos que 2625 euros, una cantidad que no está lejos de lo que otras editoriales piden directamente por una coedición. Mal empezamos, sobre todo cuando, según la editorial, esto lo hacen para "implicar al autor en el proceso de distribución y promoción". Para implicar a un autor en dichos procesos, no hace falta pedirle casi 3000 euros, basta con enviarle unos pocos ejemplares (lo que hace toda editorial tradicional, destinar al autor unos 20 ó 30 ejemplares para que los promocione por su cuenta, de hecho es una cláusula habitual del contrato de edición) y pincharle un poquito para que se mueva.

Por otro lado, afirman (y manda huevos la cosa) que esos 250 ejemplares no cubren ni un tercio de los gastos de edición. Vamos a ver, ¿pretenden hacernos creer que los gastos de edición rondan los 8000 euros? He acudido a las tarifas que una imprenta publica en su web (puede que no sea el precio medio, lo admito) y me he encontrado con que un libro en formato A5, encuadernado en rústica, con portada a color laminada en brillo, cuesta 1117 euros por cada 300 ejemplares. Si multiplico por 4 para obtener los 1200, me salen 4468 euros. Si les sumamos el 18% de IVA, se pone el precio en 5272,24. Siguen sin salirme los números, porque en este caso, los 2625 de los que hablábamos pasan a ser casi el 50% de los gastos de edición. Vaya, suena cada vez más a coedición, ¿verdad?

Afirman de paso que las editoriales pequeñas no tienen los medios ni las posibilidades de las grandes, tratando de justificar el que el autor tenga que comprar 250 ejemplares, los cuales, según ellos afirman, cualquiera coloca fácilmente en su entorno más cercano, y que la mayoría de autores les piden más libros. Sinceramente, si es así, me voy a la imprenta que he mencionado antes, me hacen 300 ejemplares por la mitad de lo que ellos me van a pedir y los coloco yo mismo, con esa supuesta facilidad. Y encima, todavía me quedan 50 más de los que ellos me hacen, y los puedo regalar a quien me dé la gana.

Como ya he dicho mil veces, no estoy en contra de la coedición mientras la editorial vaya con la verdad por delante y el autor sea consciente en todo momento de lo que implica, pero no puedo con estas editoriales que sueltan tantas "perlas" como las que he mencionado, para justificar lo injustificable. Si me quieren pedir 2000 ó 3000 euros por editar, que lo hagan, pero que dejen claro que es para cubrir sus riesgos y sus gastos, aunque la verdad es que poco riesgo tienen cuando de entrada ya me piden más de 2500 euros. En una época en la que las imprentas digitales (cuyos precios son muy reducidos con respecto a las tradicionales) la diferencia entre el precio de impresión y el PVP es mayor, y pretender que el autor compre libros basándose en el PVP (aunque sea con un 30% de descuento) es poco menos que injusto. Si a ellos un libro les va a costar menos de 4 euros, ¿por qué el autor tiene que pagar 10? Basta con hacer números para darse cuenta de que estas editoriales buscan beneficio inmediato. El resto les va a dar igual, y si el autor se deja varios miles de euros que no recuperará, les importa exactamente lo mismo: nada de nada. Porque 250 ejemplares por supuesto que no son ni la tercera parte de 1200, pero el 250 ejemplares a un 30% del PVP del libro son un gran porcentaje de 1200 a precio de imprenta. Son los detallitos que siempre omiten en este tipo de editoriales.

Cuidado con los lobos con piel de cordero, los que cobran encubiertamente y los que, como en el caso que nos ocupa, manda un email larguísimo en el que lo que prima son razones para justificar que te hagan pagar. Porque este es otro detalle que me llamó la atención: de un email de 17 líneas, sólo 3 al principio estaban dedicadas a indicar que consideran que mi obra es publicable. El resto son para explicarme la cláusula de los 250 ejemplares e incluir una retahíla de razones y justificaciones para dicha cláusula (las editoriales pequeñas no tienen medios, para un autor novel su entorno cercano es su principal zona de distribución, etc.).

En fin, a seguir buscando.

3 comentarios:

J.J.Hernández dijo...

Vaya, el método ese en que no cobras por la primera edición no lo conocía, pero vamos, faltaría más ¿venden una edición entera sin que veas un euro? es como ir a comprar ladrillos y decirle al de la tienda: "Hacemos un trato, te compro los ladrillos para la construcción de la casa pero te pago a partir del segundo piso".
En cuanto a la segunda la conocía, por boca de amigos, y la verdad es que hay que tener cuidado porque aunque compres X ejemplares, puede ser que no la veas editada.
Un saludo y a seguir así, que lo peor es que esto que hacen estos buitres es legal.

Jorge Urreta dijo...

Me acabo de llevar la sorpresa de ver (cuando miraba las estadísticas de acceso al blog) que alguien ha publicado esta entrada en menéame. Ya me parecía raro tantas visitas de golpe. En fin, seas quien seas (podías haber dejado un comentario), gracias por el "empuoncito". :)

B. Miosi dijo...

La figura de la coedición tiene muchas formas encubiertas, creo que lo mejor es seguir el camino regular, esperar a que alguna editorial apueste por ti.

¡Ánimo!

Blanca