eXTReMe Tracker

domingo, agosto 05, 2007

Peligros del mundo editorial: Los aprovechados

Muchos de los que leéis habitualmente este blog, habéis oído hablar o habéis sufrido a gente como la editorial Entrelineas, sobre la que se ha hablado largo y tendido en la red. De hecho, yo mismo publiqué una entrada en la que narré mi propia experiencia con dicha editorial.

Pues bien, hace poco conocí otro elemento negativo y parasitario del mundo editorial: los falsos “agentes literarios”. Quienes hayáis seguido este blog a lo largo de los últimos meses, sabéis que ando a la caza y captura de un agente literario para mis obras. Durante ese proceso, me topé con un agente, del que ya os hablé en la correspondiente entrada, que decía haber visto mis obras en yoescribo.com y se mostraba muy interesado en saber qué estaba haciendo y cuáles eran mis proyectos futuros. Le envié unas cosillas y él pasó de mí. Hasta ahí, todo más o menos normal, si no fuera por lo que he ido descubriendo en los últimos tiempos sobre dicha persona, a raíz de que se pusiera en contacto con una persona que conozco gracias a un foro literario. La historia que contaba en el foro me resultó curiosamente familiar, así que le envié un mensaje privado preguntando por ese agente del que hablaba y descubrí que era la misma persona de la que yo hablaba.

No voy a citar su nombre completo, ya que me consta que hay gente que ha publicado por medio de esa persona, y nada más lejos de mi intención que perjudicar a ningún escritor, que, como yo, tuvo que pasar algún día por el duro trabajo de buscar alguien que quisiera publicarle. Como si de una página de sucesos del periódico se tratara, lo que sí voy a mencionar son sus iniciales: J. M. R. A. Supongo que a quienes hayáis recibido la llamada de este “agente” os sonarán las iniciales, pero para aquellos que estáis en duda, aquí van unas pistas sobre él:

  1. Suele contactar con gente que publica en yoescribo.com

  2. Se presenta como agente literario, aunque, al menos en mi caso, escribe los emails desde una dirección de Hotmail que según la Agencia Española del ISBN está registrada a nombre de una editorial

  3. Si llegáis a tratar el tema de sus honorarios, dice que cobra el 30% de los beneficios del autor, lo cual es excesivo, concretamente el doble de lo que cobran todas las agencias literarias serias de este país.

  4. Es posible que os dé como referencia los datos de dos autores que “representa”. Lo de representa lo pongo entre comillas porque curiosamente, esos dos autores vieron publicadas sus respectivas primeras novelas en la mencionada editorial a la que pertenece la dirección de Hotmail

Lo que me hace sospechar, aparte del detalle de la editorial, en la que el propio agente tiene publicadas varias de sus obras, todas de no ficción, es el hecho del 30% que cobra. La mayoría de editoriales de coedición o autoedición que pululan por este país, suelen anunciar beneficios del 70% por ejemplar vendido para el autor, lo que encaja de manera muy sospechosa con el 30% que este “agente” cobra.

Y para terminar, un par de detallitos más para la correcta identificación de este personaje:

  1. Su editorial se encuentra en un pequeño pueblo de Vizcaya. Alguna vez he pensado incluso en pasar por allí, ya que podría llegar en poco más de media hora, pero no creo que lo haga.

  2. Para los que ya le hayáis identificado: si buscáis su nombre completo en Google, entre los resultados aparece un artículo en el que se habla de la presentación del primer libro de uno de los dos autores que presenta como referencia. En dicho artículo, se refieren a él como “editor” y no como “agente”.

Pues nada, lo dicho, id con cuidado y con mil ojos, que hay muchos lobos con piel de cordero esperando agazapados.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Uh, como me suenan esas iniciales. Este señor contacto conmigo, a través de yoescribo.com y se identifico como agente literario. Lo busqué en las listas de agentes y como no aparecía, me vino la sospecha. Yo creo que ese señor no es agente, simplemente. ¿Por qué? Es evidente.

Diella dijo...

Hola, me parece genial que pongas en evidencia estas trampillas editoriales ¡Seguro que no cae en saco roto!
Un saludo

Darthz dijo...

Ay, dios, me he llevado diez minutos escribiendo un enorme post, además de que al final rezaba con mi cansancio y te lo decía, que ni sabía cómo me había podido extender tanto; y va y se me cala esto, y adiós a todo. Adiós al texto, adiós, también, a toda mi aportación al artículo.

En fin, resumiento: que soy nuevo por aquí, acabo de llegar a tu blog casualmente y me ha gustado, porque compartimos este gusto sano por la literatura; así que, si te parece, nos agregamos y nos leemos a menudo. Yo siempre estoy interesado en cualquier iniciativa que sea literaria o cultural, y más si se hace bien.

Respecto al tema del post te comentaba que le pasó lo mismo a un amigo escritor (aquí comencé hablar acerca de los lobos y los bobos que cada vez es algo, desgraciadamente, que está más instalado y aceptado en nuestro país, donde editoriales como estas, con objetivos camuflados, juegan con los sueños de noveles como acaso podamos serlo cualquiera). Y, en la página donde trabajo como moderador de poesía y reseñador (ociojoven.com), publicamos recientemente (el administrador, en realidad, después de hacer una genial labor de investigación), un artículo acerca de este mismo tema, y también hablamos de la susodicha editorial, me parece.

Me despido, que ya si que mis ojos reclaman cerrarse.

Una sonrisa, y espero que nos leamos.

LadyLuna dijo...

A la gente que no tiene mucha idea las ayudas comentando los "peligros" que pueden encontrarse en el mundo de la editorial.^^
Gracias.
Un saludo!

Maghenta Comunicación dijo...

Bueno...vengo de leeros a unos y otro en un foro...

Y la verdad, estoy sorprendida.

Para un autor nobel, un agente literario no tiene demasiado sentido.
Supongo que será un sector con intrusismo, como todos...

A mi, me parece todo muy simple.

Si edita el autor, tiene dos problemas, el economico, por coste de edición, y ser capaz de distribuir en condiciones.

Co-editar suele ser un error. Y no responde a criterio literario, es cuestión comercial...o de engaño.

Y las trampas, son relativas. El contrato de edición esta juridicamente regulado, se estipulan condiciones y tantos por ciento. Debe de ser ajustado a la ley y claro.

Caso contrario no se firma. Y si se incumple, es demandable por ambas partes....

El resto, es constancia, buen hacer y suerte.

Un saludo,
Cb

Alef Getafe dijo...

¿Alguien ha vuelto a tener constancia de este llamado 'agente literario'. ¿Sabéis si está registrado como agente literario en algún sitio? Me contactó hace poco y sus modos y manera de hablar me asustaron un poco. Gracias.

Jorge Urreta dijo...

La última noticia que tuve fue hace un año, cuando, mirando un libro en una librería, vi que aparecía entre los nombres que figuraban como responsables de la editorial. No sé más y no he investigado más. ¿Qué fue lo que te hizo sospechar?

Alef Getafe dijo...

Entre otras cosas, un contrato de quince años de duración amén del 30% de sus honorarios, la mala ortografía de sus textos y su verborrea incontenible, que no te deja ni respirar, ni mucho menos hablar con él. Aparte de unos modales poco o nada adecuados.

Alef Getafe dijo...

¿De qué editorial se trataba?

Jorge Urreta dijo...

Todo es negociable, con un agente literario o una editorial, pero ambos términos, tanto los 15 años, como el 30% de los beneficios, están muy por encima de lo habitual. Lo normal es que un contrato con un agente no dure más de 5 años, debido a que si no logra encontrarte una editorial, más tiempo esw innecesario y te deja innecesariamente atado al agente. Lo del 30% no es la primera vez que lo veo, pero lo habitual actualmente es 15%.

En cuanto a la editorial, como comprenderás, prefiero no dar nombres, porque podría perjudicar a gente que ha publicado con esa editorial con toda su ilusión y esfuerzo.