eXTReMe Tracker

lunes, junio 29, 2009

El nuevo spam

Los que leéis habitualmente este blog, es posible que recordéis un artículo que escribí hace tiempo, en el cual narraba la maldita manía que algunas editoriales tienen, consistente en añadirte a su lista de distribución tras haber obtenido tu dirección porque le has enviado un manuscrito que "cortesmente" han rechazado.

Pues bien, desde hace bastante tiempo, vengo recibiendo otro tipo de spam, el de los escritores frustrados con novela online. Reconozco que esta frase, leída tal cual y sacada de contexto, suena rematadamente mal, pero dejad que me explique, aunque seguro que más de uno también lo habrá sufrido.

Parece que en el momento en el que escribes un blog literario o te acercas por un foro de la misma temática, haya una bandada de aves (no voy a aespecificar especie por no herir sensibilidades) dispuesta a dar con un email. Una vez que lo tienen, acabas irremisiblemente en una lista de distribución, de la cual te resultará harto difícil salir. En algunos casos, se tratará de la lista de distribución de alguien que en lugar de escribir artículos en un blog, los envía a diestro y siniestro, pero en otros casos se tratará de alguien que te vende su novela. Y, salvo contadas excepciones (en mi caso, me sobra la mitad de una mano para contarlas) la novela habrá sido "editada" en lulu, bubok o incluso una editorial creada por el propio autor.

He aquí lo que no entiendo: si quien me manda estos emails y pretende venderme su gran obra, ha leído mi blog, debería saber de sobra que no estoy de acuerdo con la coedición ni la autoedición. Entonces ¿qué le lleva a pensar que voy a comprar una novela autoeditada, a sabiendas que no habrá pasado ni el más mínimo nivel de correción? Lo siento, pero la corrección del autor no me vale, porque sé, por experiencia propia, que a todos se nos escapan detalles que un profesional ve con mucha más facilidad.

Y el colmo es cuando el email llega de una supuesta editorial. Curiosamente, esa editorial sólo tiene en catálogo una novela, que da la casualidad de que es la misma que cierto autor, conocido en su casa a la hora de comer, lleva meses tratando de venderte por diversos medios. Y me da igual si la novela cuesta 1, 3, 50 ó 1000 euros, dólares o lo que quieran. Después de tantos intentos cutres de venta, tengo tanta tirria al autor que difícilmente estaré interesado en comprar una novela suya en el futuro, aunque venga de la mano de la editorial Planeta. Muchas veces, hemos leído que los autores no somos expertos (ni estamos obligados a serlo) en marketing, pero existe una cosa que se llama sentido común. Si machacas continuamente a alguien para tratar de venderle algo, sea una novela, una aspiradora o la última crema de Avon, llegará un momento en el que pase de ti, y no logres venderle nada. Es más, es posible que ese alguien critique tus novelas en el futuro incluso sin leerlas, sólo porque recuerde en el nombre del autor a ese "pesado" que llamó a su puerta sin avisar. Este tipo de spam es muy parecido al vendedor que va con su maletín puerta a puerta, aunque en este caso es más fácil de erradicar, porque el vendedor no puede poner el pie en tu puerta para que no la cierres, y existe una maravilla llamada lista negra de direcciones. En los últimos tiempos, la mía aumenta casi a diario.

Y este último apunte sobre listas negras me recuerda un último caso: el del escritor vendedor que, de igual modo que las "farmacias" que venden viagra, cambia de dirección de email cada cierto tiempo, consciente de que su email está siendo bloqueado por sus posibles "clientes". En mi caso, se junta todo, ya que uno de estos es el mismo que después fundó su propia editorial, como si con eso dijera: "Eh, mirad, ya no es coedición".

Alguien dijo una vez que el sentido común es el menos común de los sentidos, y esta verdad se nos demuestra cada día. Cuánto más fácil y menos "intrusivo" resulta anunciar tu última novela en tres o cuatro foros. Probablemente llegará a más gente de la que jamás podrás contactar mediante listas de correo. Y por supuesto, la gente tendrá mejor imagen de ti.

En fin, a ver si quien debe hacerlo se da por aludido. Siempre he dicho que no pienso hacer nada que perjudique a otros escritores noveles o aficionados, por lo que no daré nombres. De todos modos, mi amigo P.P. (no daré más datos) ya se habrá visto reflejado. Por si no lo habías pensado ya, el email de tu supuesta editorial ha pasado a formar parte de mi ya estensa lista negra, junto con tus múltiples direcciones anteriores.

Buenas noches y gracias por leerme.

1 comentario:

El autor dijo...

Hola, Jorge.

Qusiera publicar tu post "El nuevo spam" en www.narrativabreve.com, un espacio que abarca muchos campos de la literatura.
Si estás de acuerdo, por favor escribe a ciconia1@gmail.com
Un saludo
FRC