eXTReMe Tracker

martes, febrero 03, 2009

¿Maravillas? de la autoedición

Supongo que de la misma manera que yo, muchos de los que también os dediquéis a la escritura, a uno u otro nivel, habréis recibido en los últimos días un correo con un artículo en el que se nos habla de las ventajas de la autoedición, remitido (como no podía ser de otra manera) por una persona que trabaja en una "editorial" de autoedición. No creo que haga falta explicar por qué pongo la palabra editorial entre comillas.

Reproducir el mensaje en este blog supondría alargar este post de una manera bastante exagerada, por lo que he ideado un sistema (ventajas de currar en informática diseñando webs) para que podáis ocultar o mostrar el texto a voluntad.

Mostrar artículo


Ocultar artículo




En el mencionado artículo, principalmente se nos habla de lo bien que puede resultar una obra autoeditada, de cara a ser "descubierto" por las grandes multinacionales de la palabra escrita y, como no, se nos muestra el caso de una escritora norteamericana que acabó "montada en el dólar" de esa manera. Pues bien, pasemos a analizar el artículo y, sobre todo, las "joyitas" que va dejando caer poco a poco:

1) Habla de editoriales que han publicado 13.000 títulos en 2008, mientras que más abajo, reconoce que la media de ejemplares vendidos de libros autoeditados es de 150 por título. ¿No basta eso para ver definitivamente que el beneficio de la autoedición ha sido, es, y seguirá siendo de la editorial? Pongamos un ejemplo simple: 13.000 títulos multiplicados por 150 ejemplares son 1.950.000 libros vendidos por una única editorial. Supongamos un precio de $20 y que, como es autoedición, el escritor pudiera llegar a llevarse hasta el 70% del precio de portada (aunque no siempre es así). Estamos hablando de $6 por ejemplar vendido para la editorial, es decir, de un total de (agarraos a la silla) $11.700.000 por año para la "editorial". Con semejantes cifras, ¿quién se va a preocupar de la calidad de los libros, sabiendo que a poco que se vendan, se forran sin preocupación?. Y no olvidemos otro detalle: además de las ventas, la editorial previamente ha cobrado al autor, y siempre se le cobra más de lo que realmente va a costar la edición del libro. Beneficio seguro, y en muchos casos, autor contento, al tener su obra en tapa dura.

2) Volviendo al caso que usa de ejemplo, el de Lisa Genova, se menciona que las editoriales grandes parecen estar haciendo caso a los libros autoeditados, por si encerrasen pequeñas joyas no descubiertas. Suponiendo que eso fuera así (lo siento, pero dudo mucho que un gran editor o agente literario compre muchos libros autoeditados), parece que el autor del artículo ha olvidado mencionar que está hablando de Estados Unidos, donde, como menciona al principio, se publicaron o distribuyeron 480.000 títulos en 2008. Con que sólo un 1% de los autores (suponiendo un autor distinto por cada título) fuera "descubierto", estaríamos hablando de 4800 descubrimientos, que suponen un 6,4% de los 75.000 títulos que se estima se publican de media al año en España. Lo siento, pero aparte de que no son extrapolables a España las cifras de un país con 250.000.000 de habitantes, ni siquiera me creo que un 1% de escritores autoeditados (en Estados Unidos o España) pudieran ser descubiertos al año. Muchos de los que hemos enviado alguna vez un texto a una editorial o agencia literaria sabemos bien que una de las respuestas estándar es "Lo sentimos, pero tenemos todo cubierto con los autores que ahora llevamos". ¿De verdad alguien pretende hacernos creer que esos mismos editores o agentes recorren páginas como las de Lulu o Bubok en busca de joyas autoeditadas? Anda ya...

3) Todos los que hayáis seguido este blog sabéis lo que opino de la autoedición y la coedición. Si de verdad os sobra el dinero y vuestra idea no es la de vender vuestros libros como lo hacen los Pérez-Reverte, Mendoza, King, Larsson (QEPD), etc., no me opongo a que os autoeditéis, siempre siendo conscientes de lo que implica, pero no esperéis que la obra llegue a más que vuestros amigos y familiares, y tal vez vez algún internauta despistado, en el caso de que la anunciéis en un foro. Aquellos a los que os estén llegando los cantos de sirena de articulistas como quien escribió este tratado sobre la autoedición, o los publicistas de Lulu o Bubok, pensadlo dos veces. Es mejor esperar y, si la obra lo vale, publicar en una editorial tradicional, aunque sea pequeña y poco conocida, que autoeditar. Pensad en otra cosa: si vuestro objetivo es vender libros (tan válido como cualquier otro), ¿de verdad pensáis que la mayoría de lectores de este país van a acudir a una librería online? La mayor parte de la gente que compra libros, sigue prefiriendo pasear por los pasillos de una librería, auque sea la de un gran centro comercial, y palpar los libros. A otros les da miedo comprar en Internet y dar los datos de la tarjeta de crédito o la cuenta bancaria, y a otros, simplemente les da pereza o no saben cómo hacerlo.

Y para los que queráis compartir vuestros textos con todo el mundo, aparte de ventas, ediciones y demás, existen blogs, redes sociales, páginas de escritores y miles de opciones por las que no hay que pagar absolutamente nada. La autoedición, y la publicidad que sobre ella se hace, por regla general, no es más que un cúmulo de cantos de sirena y cifras que, por muy grandes que sean, sólo benefician al editor. Que una editorial metida en estas prácticas venda 300.000 libros en un año sólo me dice que la autoedición es un gran negocio para el editor, pero no dice nada ni a favor ni en contra de los autores, que, en definitiva, deberían ser lo más importante. El activo más importante de una editorial lo conforman sus autores, sin los cuales no hay libros que vender, ni calidad que publicitar.

22 comentarios:

Martikka dijo...

De acuerdo contigo. La autoedición es una salida digna pero no siempre necesaria ni conveniente. Si has pasado por mi blog, sabrás que tengo dos libros "impresos" en Bubok, pero no pienso "autoeditarlos" (con ISBN) por el momento, así que por lo tanto, se consideran inéditos (según tengo entendido). Al surgir Bubok, me pareció una buena idea y probé con esas dos novelas que tenía en un cajón, simplemente para verlas impresas en modo de libro. Nada más.
Mis otras novelas batallan actualmente en concursos y después de un tiempo, si no lo logran, lo intentaré con editoriales. Lo valen y lo merecen. No digo que esas dos no lo merezcan, pero he decicido darles esa salida momentánea y regalarlas online. Siempre puedo darles otra oportunidad de otro modo en una editorial si así lo considero.

Pero está claro que es un negocio para la editorial, no para el autor por mucho que así lo publiciten. Lo peor de Bubok apareció hace un par de meses en su publicitado "concurso literario". No puedes enviar tu texto, así sin más (después de todo, ya lo tienen), sino que has de comprarte a tí mismo 3 ejemplares y enviárselos a ellos. O sea que mínimo te gastas 30 euros para participar en un concurso. Ahí sí que no estoy nada de acuerdo. ¿Pagar por participar en un concurso? No, gracias!

Saludos.

Jorge Urreta dijo...

Sí, yo también me fijé en ese detalle del premio literario de Bubok. Si no quieres imprimir y encuadernar tres copias y mandárselas por correo, tienes que comprar tres ejemplares de tu propio libro. Esa es otra práctica de este tipo de "editoriales": cobrar a la gente por participar en un premio literario. El caso es hacer negocio con el mínimo esfuerzo, y puedes tener por seguro que mucha gente habrá picado.

En fin, siempre tienes la opción de hacerlo por tu cuenta y que el dinero se lo queden entre Correos y la copistería del barrio :)

De todos modos, no me inspira ninguna confianza un premio en el que hay que pagar para poder participar, sobre todo por que en este premio en concreto, el jurado se reserva el derecho a declararlo desierto. Pongamos que se presentasen 200 personas que hayan pagado 30 euros por los 3 ejemplares y al final el premio se declarase desierto. 6000 euros para Bubok por el morro y se ahorran pagar los 2000 del premio. Y aunque los concedieran, 4000 de beneficio. Todo es negocio en este tipo de editoriales.

Manda huevos que haya asociaciones y editoriales pequeñas que se rompen los cuernos para conseguir una subvención que les permita conceder un premio de 300 euros, para que luego aparezcan por otro lado empresarios como los de Bubok y similares.

Proyecto de Escritora dijo...

No podía seguirte antes, porque no conocía este blog, pero ahora que veo de que va, me ha interesado mucho. En una entrada anterior, en mi blog, también hablé sobre las coediciones, porqeue me había ocurrido algo con una editorial que me lo había propuesto. Tengo la misma opinión que tienes tu, porque además se lo prengunté a varios entendidos y me dijeron lo mismo.
Bueno, a aprtir de hoy seguiré leyéndote (y veré lo que has escrito anteriormente).

Un saludo!

Proyecto de Escritora dijo...

Sobre lo que comentais de bubok (bueno, la opinión de MArtikka ya la conozco muy bien porque le he preguntado muchas veces), estoy de acuerdo en que lo del concurso estaba organizado para sacar beneficios, aunque también te tienes que gastar para otros concursos, porque para qué quieren hasta 5 y 6 ejemplares de la misma novela!, si contamos lo que supone en papel, tinta y encuadernación (además del envío), nos estamos gastando lo mismo. Además muchos ni siquiera lo devuelven...(espero que al menos lo reciclen).
Pero también estoy pensando en publicar en Bubok de una forma parecida a como lo ha hecho Matikka, para ver un libro tuyo impreso y quienes te han pedido leer algo tuyo, lo tengan. Bueno, que me extiendo, ya hablaré de estas cosas en el blog...
Lo dicho, que me seguiré pasando.

Otro saludo!

Jorge Urreta dijo...

Estimada Martikka, yo no apostaría que algo que salga en Bubok se pueda considerar inédito sólo por no tener ISBN. Muchos editores, agentes literarios y premios, no consideran inéditos textos que hayan estado en Internet, bien en un blog o bien en otras páginas, y dudo que Bubok sea una excepción. Yo hace tiempo que tengo asumido que, salvo que me haga famoso, los relatos que tengo colgados en el blog no son ni publicables ni presentables a premios literarios. Hay premios en los que sí te dejan pasar un texto que haya estado en Internet si éste no es reconocido por ningún miembro del jurado, pero hasta el momento no he encontrado muchos así.

Estimada Proyecto de Escritora, siguiendo en la misma línea, si de verdad quieres tener algo tuyo impreso para dejárselo a tus amigos, yo no te aconsejo publicarlo en Bubok, salvo que (y esto no lo sé) tengan una opción para que sólo tú puedas verlo. Lo digo porque en el momento en que se hiciera público por medio de Bubok, no creo que una editorial tradicional se interesase de la misma manera, al haber estado ya disponible para el gran público. Tienes la posibilidad de ir tú misma a una imprenta de tu ciudad, llevarles el manuscrito maquetado y una portada y hacer que te impriman tantas copias como quieras, sin que nadie, excepto la imprenta y tú, sepan de su existencia. Es más, la encuadernación en espiral o canutillo es perfectamente válida si es para que tus amigos critiquen tus textos. De hecho, yo tengo en casa una encuadernadora, que me permite ahorrar mucho dinero. Si alguien que te conoce quiere leer algo tuyo, no les suele importar cómo esté encuadernado. Y si alguien se queja porque no está en formato libro, sinceramente, me plantearía dejar que lo leyera, si da más importancia a la forma que al fondo.

Martikka dijo...

Jorge, lo de los relatos publicados por ejemplo en un blog, ya sé que no pueden ser enviados a concurso (no tengo muy claro porqué, pero bueno). Y en cuanto a mis novelas de Bubok, una desde luego que no tenía previsto enviarla a nigún concurso, pero sí que sé que la otra ha perdido su oportunidad. Tal vez sólo cuando sea "famosa" :) mi editor decida rescatarla (como hizo con las novelas anteriores de Dan Brown). De todos modos, como ya sabes, el resto de novelas esperarán su turno en editoriales "normales". Son cuatro más, así que tengo salidas.
Por cierto, ayer leí que Mark Twain se autoeditaba...
El problema es que el principal gancho de Bubok es Vázquez Figueroa, que supongo que ahí ha dado salida a obras que no le querían volver a editar.

Un saludo y muchas gracias por tus consejos y aclaraciones.

Jorge Urreta dijo...

Sí, efectivamente, Mark Twain se autoeditaba, pero en una época en la que leer sí era un auténtico lujo y no existía un mercado editorial como el que tenemos ahora. No voy a decir que sea ni mejor ni peor, pero sí que hay editoriales que merece la pena tener en cuenta.

Pero de todos modos, no olvides otro detalle: Mark Twain, antes de publicar sus relatos, era ya un conocido conferenciante y periodista, por lo que no era ujn novatillo sin nombre.

Hasta cierto punto (y salvando muchas ditancias) es como si ahora cualquier famosete de Gran Hermano quisiera autoeditarse. Su libro se vendería igualmente como churros, sólo por la fama. Por desgracia, los famosetes publican sin pagar.

Martikka dijo...

Jorge, te recomiendo leer esta entrada en premura, acerca de la editorial Salto de Página y su concurso de novela gótica.

http://www.premura.com/revista/el_escritor/2009/02/ejemplo-de-concurso-leonino.html


Al final decidí presentarme al concurso de Bubok con una de mis novelas allí editadas, "Como un dios", puesto que al menos le daré esa oportunidad más. Lo cierto es que el gasto es más o menos que las copias y el envío, así que después de todo no me pareció tan descabellado. (Lo he hecho in-extremis a dos días del plazo, puesto que esa misma decisión hecha el año pasado con otra de mis novelas, me dio un premio, así que... ¡ahí voy!)

En cuánto a inédito o no, he visto un caso en Bubok de una chica que encontró a una editorial interesada en sus dos novelas publicadas allí y eso sí, se las han hecho retirar. Pero se las publican.

Un saludo!

Antonio Castro dijo...

Aquí se confunden las cosas. Creo que se está confundiendo el negocio de la autoedición, con el del servicio integral para escritores autoeditores tipo Lulú o Bubok. Ya escribí un largo artículo sobre Lulú y la puse a caldo.

¿Ofrece Lulú algún tipo de seguridad a un autor?
http://www.ciberdroide.com/wordpress/?p=1565

Creo que con los precios actuales de los servicios de impresión bajo demanda la opción de autoedición es algo que va a tener mucho futuro, pero que nadie espere que por estar en un catálogo en Internet se va a dar a conocer en todo el mundo.

Francisco Romero dijo...

Es un error asociar la autoedición a empresas como Lulu y Bubok. Está claro que el negocio de esa gente está en la captación de escritores noveles que son los que acaban comprando sus propios libros. Yo llevo 6 libros autoeditados, y tengo mi propia tienda donde los vendo, y no me va mal.De hecho este año publicaré una nueva novela. Más información en www.ebaobab.com o en el blog El faro de Arcadia.

Jorge Urreta dijo...

Pues a mí Lulu me sigue pareciendo autoedición, considerando que en este caso, Lulu es la imprenta. No olvidemos que es el usuario el que maqueta la obra según las plantillas que Lulu proporciona y quién crea la portada. Y si no la creas, eliges una de su galería deimágenes prediseñadas, que para el caso es parecido.

Creo que el error es llamar editorial a Lulu. Y tampoco la llamo promotora, puesto que la promoción es un paquete que se paga aparte. Si pagas a una empresa promotora para que publicite la obra, lo hará igualmente. Lulu no es más que una imprenta con servició de promoción, con lo que me sigue pareciendo autoedición, sobre todo cuando, a pesar de que ellos "editen" tu obra, el nombre de la editorial que aparezca en tu portada puede ser el tuyo (o el que te inventes) si lo deseas. Es la imprenta llevada al ciberespacio y las masas en general.

Morgan dijo...

un inciso.
a ver, salvo que un contrato con una editorial tradicional te exija que sea inédita ( algunos lo hacen, sobre todo las grandes ) puedes tener tus novelas en blogs o bubok o en casa de tu vecino y quitarlas si consigues firmar alguno.Lo que te piden normalmente es que no le hallas cedido los derechos de publicación a otra editorial.
no es lo mismo publicar ( con isbn ) que imprimir ( sin isbn ).
in libro impreso no es lo mismo que uno publicado que lleva registros, depósito legal , etc.
es igual que si te lo pasas a tu impresora y lo regalas a tus vecinos, no es inédito porque alguien aparte de la editorial lo conoce ya.

pero ser inédito no es un requisito para que una editorial te publique , al menos si no es una de las grandes.

si por mala suerte te pilla una editorial mala que no cumpla el contrato prometido, si lo rompes, tu libro nunca vuelve a tener el isbn de esa editorial porque el que te dan sólo se utiliza una vez, asi que el libro se queda libre para otra editorial.pero no es inédito.
si esa otra editorial lo quiere y no te pone esa condición, puedes publicar si tienes la suerte.

yo creo que es lícito, que al menos alguien pueda leer lo que escribes en tu blog, porque asi puedes tener opiniones contrastadas de gente que no es amigo realmente , y que no va a tener apuros en decirte que es mala o buena.

si tu libro es bueno , una editorial te lo publicará aunque halla estado en la red.
es como los escritores que han mandado a concursos libros que ya habian sido publicados antes cuando los pedian inéditos, y si el escritor es un poco conocido y el premio grande, no le ponen pegas.

Jorge Urreta dijo...

Con lo de inédito o no inédito, me refiero única y exclusivamente a mi propia experiencia. En más de una ocasión, sobre todo al principio, presenté a concursos relatos que estaban o bien en este blog o bien en yoescribo.com, y preguntaba si había algún problema en que el relato hubiera estado disponible en internet. La respuesta más habitual, era "Si ningún miembro del jurado reconoce el texto, no pasa nada".

Al final, opté por dejar de preguntar y enviar sin decir nada, pero hay gente quisquillosa en todas partes. Por supuesto, si una editorial ve un texto que le interesa en bubok, lulu o similares, hará lo que sea para publicarlo (lo primero, obligar al autor a retitarlo), pero la ingente cantidad de textos presentes en blogs y "editoriales" (aunque ya han renunciado a llamarse así) como las antes mencionadas, hace que esa forma de promoción no suela funcionar tanto o tan bien como podría.

Además, no debemos olvidar un último detalle: eso de que se puede tener un texto en lulu o bubok sin problemas, es aplicable a quien aloje sus obras en dichos portales sin seguir con un proceso de edición completo, porque en caso de hacerlo, esos libros tendrán sus correspondientes ISBNs, que además, serán de autoedición, lo cual no deja en muy buen lugar a una novela. Muy buena tiene que ser esa novela para que una editorial decida obviar este hecho y reeditarla.

Morgan dijo...

pues a eso voy , que si la novela no tiene isbn no está publicada, sólo imprimida. que no es lo mismo.

por cierto has conocido a alguien hoy ?

Morgan dijo...

y si lo tiene en ámbito privado como un amigo mio de bubok, pues más fácil me lo pones.
en cuanto al isbn , es un número para cada titulo y cada editorial de una novela.
si un contrato con la editorial se rompe , esa novela no vuelve a tener el isbn de autopublicación a menos que vuelva a publicarse con otra editorial de esas características. el numero se pierde y la categoria de autopublicacion tambien

creo entender que es así.

Jorge Urreta dijo...

Morgan, no, no he conocido a nadie. Recuerda, es mañana a la tarde :P

Proyecto de Escritora dijo...

Vuestra pequeña "discusión" me ha aclarado bastantes puntos.
Sobre publicar en bubok, lo estoy estudiando a conciencia, no te preocupes Jorge, que a la igera no lo voy a hacer, y tendré todos los cabos atados, para que ocurran los menos imprevistos posibles.
Ya sé las formas en que puedo encuadernarlo y que hay imprentas que te lo hacen (he estdiado artes gráficas, así que incluso me lo he encuadernado yo misma), pero es un formato distinto y a todo el que escribe le gustaría ver algo suyo en un libro real, simplemente me refería a eso.
Gracias por los consejos.
Un saludo!

Morgan dijo...

hola proyecto, que largo el nombre hija mia !!!

yo lo veo así, cuando puedes tener tu libro sin que te cueste un duro, por el simple hecho de verlo en tu biblioteca y enorgullecerte de que ese libro lo has creado tu, pienso que es suficiente para hacerlo.
de hecho yo iba a sacar mi novela enbubok,pero se me adelantó mi editoray no lo hice, pero conozco amigos que lo han hecho y les queda muy bonito.

ellos lo han regalado a sus padres, a su hermano...

Incluso cuando lo hablé con un amigo editor sevillano, me dijo que no era mala idea siempre que fuera en formato impresión y sin isbn . que tenia que estar orgullosa de ese libro, porque lo has hecho tú.
Otra cosa es que la suerte te sonria en un momento mágico y una editorial se fije en ti.

Y a veces eso es muy dificil y complicado, pero pasa...yo soy la prueba, y no me considero mejor escritora que nadie en serio.

simplemente pillé la oportunidad el momento justo, nada más.

Antonio Castro dijo...

Si una obra se hizo pública, está publicada. La palabra tiene varias acepciones y en ninguna de ellas se hace advertencia alguna sobre el ISBN que efectivamente resulta muy útil como sistema de búsqueda.

Lo que caracteriza a un negocio editorial es encargarse de una gestión de la comercialización y difusión de las obras que redundará en comisiones pactadas para los autores, pero Lulú y Bubok, funcionan como editoras para lo que les conviene (establecen una comisión) y para lo que no les conviene se consideran a sí mismas como simples servicios de impresión bajo demanda, y de distribución para autoeditores. FALSO.
Aunque lo nieguen son negocios editoriales gestionados de forma absolutamente opaca y por tanto ilícita, y esto se deriva del hecho de ofrecer comisiones a los autores. Estos en el caso de Bubok y LuLu no tienen forma de saber cual es verdadero beneficio comercial que están rindiendo su obra porque le cargan unos gastos opacos de los cuales una parte son comisiones sobre esos servicios que revierten a Lulú y a Bubok. Esto es así porque trabajan con proveedores en unas condiciones económicas de mayoristas y luego cobran a los autores lo que les da la gana por esos conceptos. Es un negocio redondo pero es un fraude para los autores.

alf dijo...

Francisco Romero nos dice que lleva 6 libros autoeditados y a la venta en su propia librería. Quería preguntar sobre este tema, porque mi editorial me ha fallado en el último momento y quiero autoeditar una novela. Lo primero, decir que la impresión, maquetación, diseño, etc. los pagaré yo. En cuanto a la obviamente limitada distribución, mi gran duda es, ¿qué pasa con las librerías? ¿No aceptan de ninguna manera libros autoeditados? ¿En caso contrario, se dejan en depósito y luego te los pagan (si es que se venden)? ¿Es legal operar de esta manera? Hasta había pensado contactar con alguna editorial muy pequeña y ofrecerles un 5% del precio de cada libro con tal de incluir su nombre (para “camuflar” que es autoeditado…). Entiendo que el ISBN puede obtenerse de dos maneras: una, a través de una editorial y, otra, como un particular.

Jorge Urreta dijo...

Por supuesto que hay gente que autoedita y le va bien, pero por cada caso de esos, hay cientos de todo lo contrario.

Por otro lado, muchas son las librería que no aceptan vender libros autoeditados, razón por la que existen páginas como lulu o bubok o gente, como el caso de Francisco, que venden sus novelas en su propia tienda. Salvo que seas amigo del librero o el propio librero, es difícil.

Como ya he dejado claro en otras ocasiones, soy un firme defensor de la edición tradicional, pero si quien autoedita o coedita es consciente de lo que implica y las dificultades a las que se va a enfrentar, me parece perfecto que lo haga.

Antonio Castro dijo...

Quizás todo esto se deba a que todos vamos por libre y carecemos de una comunidad de escritores autoeditores que nos represente o que al menos nos permita que se nos tenga un poco más en cuenta.

Yo he buscado algún grupo y como no lo he encontrado he creado uno en FaceBook.

http://www.facebook.com/group.php?gid=287095586989&ref=mf