eXTReMe Tracker

martes, mayo 06, 2008

Cuando la coedición muestra su verdadera cara

Vengo de echar un vistazo al primer capítulo de una novela que va a ser publicada por la editorial que mencionaba en mi última entrada, y que me ofreció la coedición sin apenas tiempo de leer mi manuscrito. Y digo "echar un vistazo" porque he sido incapaz de leer el capítulo entero.

Sé que el autor de la novela es un novel ilusionado que por primera vez, va a ver una obra suya en las librerías (ojalá), así que nuevamente "olvidaré" mencionar su nombre. Pero no puedo dejar de hablar de la novela que presenta, o por lo menos del primer capítulo que no he logrado terminar de leer.

No he dejado de leer porque la historia no fuera interesante (aunque a decir verdad, en dos o tres páginas no se desarrolla gran historia) sino porque no aguantaba más el pesado ritmo de lectura. Me niego a creer que nadie, antes de mandar el libro a la imprenta, se haya dado cuenta de las cantidad de redundancias que contiene el texto, sin mencionar las frases que hay que leer dos veces para entender o aquellas que tienen las palabras correctas en orden incorrecto. He dejado de leer porque no aguantaba más tener que echar la vista atrás para entender lo que había leído cinco segundos antes y porque, sinceramente, con tanta obstáculo para la lectura, la historia ya me daba exactamente igual.

No voy a decir que sea el mejor escritor del mundo (Dios me libre), pero nadie ha dicho al autor que su novela necesita ser corregida. El autor paga, la editorial publica (con una portada, por otro lado, fea con avaricia) y el libro llega a las librerías, un proceso ágil y rápido para que un novel ilusionado vea su gran obra a la venta. Estoy seguro de que nadie ha dedicado más de un día a revisar la novela. Sospecho que no habrán pasado de una simple lectura rápida, habrán visto que no es asquerosamente horrible y se habrán limitado a enviar al autor la carta tipo (os aseguro que el email que me mandaron tiene aspecto de haber sido hecho con la opción "combinar correspondencia" de Microsoft Word) para que pague. Y a tirar millas.

No seré yo quien desanime a los noveles, pero cuando uno ve semejante desastre en forma de novela, se llega a la conclusión de que eso de la coedición "sincera" o "legal" no es más que una falacia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, creo que deberías dar pistas (sin nombrar, claro es), de la editorial más que nada para que otros no caigamos en el error. Es un favor, simplemente.

Jorge Urreta dijo...

Dejaré un par de pistas, pero en estos mundos literarios, todo son sombras (he ahí la primera pista).

Segunda pista: bibliotecasvirtuales.com

Por si vuestra idea es preguntarme directamente, no pienso dar respuestas claras a nadie. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Luis Quiñones Cervantes dijo...

EStimado amigo:
Sabes que leo con interés tu blog. Y creo sinceramente, que muchos de nosotros nos arrancamos a escribir sin pensar demasiado en si lo que hacemos realmente merece la pena. Muchas veces se "engaña" a quien se quiere dejar engañar... Y en esto de la escritura, también tenemos que ser honestos los que escribimos.
A este autor le ha faltado, quizás, espíritu de crítica. La literatura está llena de gente endiosada, y no seré yo quien esté juzgando a otros, sino que lo que estoy diciendo es que otros no se juzgan a sí mismos.
Espero no haberme liado demasiado y que no tengáis que leer varias veces esto para entenderlo.

Un cordial abrazo.

xavier dijo...

Quiero hacerte una pregunta, puesto te he visto muy entendido en el tema y eres un gran escritor de blogs. ¿Como está el tema de publicar en Euskera?,¿Has pensado en esa posibilidad?.

Jorge Urreta dijo...

Xavier, la respuesta es clara y sencilla: tengo la suficiente soltura para hablar en euskera y entenderlo, pero no tengo el vocabulario para escribir con soltura. De todos modos, si conoces el mercado editorial vasco, sabrás como yo que en euskera lo que vende es la política, tanto en ficción como no ficción, y el resto son traducciones.

José María Núñez dijo...

¿Has oído hablar del programa de culto de Onda Cero "La rosa de los vientos"? Si no has oído hablar de él búscalo en "rosavientospodcast.com", todos los domingos dramatizan un relato de los oyentes. Quizá te interese si lo que quieres es dar a conocer tus escritos. El sábado comienza la nueva temporada.
Los textos deben tener extensión máxima 2 folios, con tipo 12 e interliniado 1,5. Envíos a rosa.vientos@ondacero.es
Un saludo.